Inicio

El esquí alpino paralímpico incluye las pruebas de descenso, supergigante, eslalon gigante, eslalon y súper combinada, que consta de una manga de supergigante y otra de eslalon.

En el esquí alpino, los deportistas participan en tres grupos (ciegos o con discapacidad visual, con discapacidad física que compiten de pie y con discapacidad física que compiten sentados en “sit-ski”). Todos los esquiadores de cada uno de estos tres grupos participan juntos, utilizando un factor de corrección, que es un porcentaje determinado por el grado de discapacidad del participante que se aplica sobre la marca que realiza.

El esquí alpino está regulado por la Federación Internacional de Esquí Alpino Paralímpico (World Para Alpine Skiing)  y su normativa es una adaptación del reglamento de la Federación Internacional de Esquí (FIS).